sábado, 14 de mayo de 2016

Abajo a la derecha



Hoy toca hilo de fotografía y voy a dedicarlo a colgar algunas imágenes que nos ilustren cómo era el Sureste de Asia a finales del s. XIX. Toda esa zona de Birmania, Thailandia, Laos, Camboya, Vietnam, Malasia y ocasionalmente Indonesia. Área un tanto olvidada por el mayor interés que suscitan sus poderosos vecinos (India, China y Japón) a cuya sombra los reinos de la zona hubieron de tejer su propia historia hasta la irrupción de las potencias coloniales europeas.

No va a ser una recopilación muy extensa en todo caso, simplemente os dejaré contemplar diversas fotografías que me parecen interesantes de cara a visualizar una parte del mundo que ya he tocado de pasada en algunas entradas anteriores y para la que suelen echarse en falta testimonios gráficos en tanto que no es una zona muy conocida.

En este caso las imágenes que he escogido proceden de los fondos acumulados por una serie de fotógrafos muy concretos, algunos de los cuales nos deberían sonar ya. En el caso del reino de Siam, o Thailandia si se prefiere, una primera referencia visual nos la proporcionan las fotografías tomadas por Francis Chit (1830-1891) un tailandés nativo establecido como fotógrafo en Bangkok en fecha tan temprana como 1863. Francis llegó a hacer fotos para la famosa institutriz británica Anna Leonowens y el rey Mongkut.

Para el caso de Birmania son importantes las fotos tomadas en los años cincuenta del s. XIX por el inglés Linnaeus Tripe (1822-1902) y unas décadas después por el fotógrafo alemán Adolphe Philip Klier (1845-1911) quien residió en Birmania a partir de 1871 instalándose primero en Moulmein y luego en Rangoon. Cómo no, nuestro inefable amigo Felice Beato también hizo acto de presencia en la zona asentándose a su vez en Mandalay a finales de 1886, justo después de que el año anterior Birmania fuese definitivamente anexionada por el imperio británico. 

Cerca de allí el escocés John Thomson (1837-1921), otro personaje del que ya hablé anteriormente, visitó Camboya y el sitio de Angkor en 1866 tomando varias instantáneas, las cuales publicó al año siguiente en un libro llamado Antiquities of Cambodia. Por su parte el francés Émile Gsell (1838-1879) se estableció en Saigón aunque, como casi todos los fotógrafos que se instalaban en la región, luego también se movió por tierras del interior, particularmente las actuales Camboya y Laos. Asimismo en los años 80 visitó esos territorios Lucien Fournereau, un arqueólogo y arquitecto francés el cual tomó valiosas series de imágenes de diversas ruinas de la zona. Por último, a finales de la centuria, entre 1895 y 1896 el aventurero francés Henri d´Orleans (1867-1901) viajó con su cámara desde Hanoi, en Vietnam, hasta Calcuta, en la India, buscando las fuentes del río Irrawaddy. El caso es que durante su viaje realizó unas cuantas fotografías de las regiones que atravesó, imágenes que con el tiempo se han convertido en quizás el principal legado del bueno de Orleans. Si bien este último acabó pasando a la historia no tanto por su faceta de explorar como por ser derrotado años después en un legendario duelo a espada con un príncipe italiano. Eran otros tiempos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario